miércoles, 18 de marzo de 2009

¿Cansado de la misma decoración?


Deshágase de los adornos habituales que utilizaba en la decoración de su casa para las fiestas y anímese a innovar con las ramas y follaje verde que le proporcionan las coníferas.
No hay nada más agradable que la fragancia acre de las frescas ramas verdes para aclarar y refrescar su corazón y su casa, especialmente durante las fiestas de fin de año. Las ramas y el follaje verdes han sido utilizadas de diferentes formas para la decoración de la estación, tanto dentro como fuera de la casa, durante muchos años.
¿Ha decorado con ramas verdes mientras pensaba en los años que se van? Podría intentarlo este año sobre todo si está intentando encontrar una forma fácil, rápida y simple de adornar sin tanto alboroto y desorden.
¿Por qué no poner una alegre y fragante canasta de mimbre con follaje de coníferas antes que el usual musgo de todos los años? Es rápido, fácil y simple y le resultará delicioso. Si está lista, es hora de comenzar.

Contar con los materiales antes de empezar
Una canasta de mimbre –elija la forma y tamaño- .
Una cubeta de plástico o una pieza de plástico duro.
Alambre de floristería –aproximadamente una docena -.
Una base de mezcla de turba y musgo –la cantidad depende del tamaño de la canasta-.
Recortes de follaje verde –gran sustituto del musgo sphagnum-.
Gloxinia (Sinningia Speciosa) -- 1 planta -.
Cactus de Navidad (Schlumbergera x Buckleyi) - 1 planta -.
Cyclamen (Persicum primulaceae) -1 planta -.
Preparar la canasta de mimbreAsí como cuando planta en algún recipiente, el primer paso es preparar la canasta de mimbre que va a contener las plantas que ha elegido. Antes de acomodar el follaje verde en la canasta, coloque la bandeja plástica o la pieza de plástico duro en el fondo hasta que quede perfectamente ajustada.
Si prefiere usar una bolsa plástica (como las de residuos), primero mida con un pedazo de plástico para saber dónde cortarla. El plástico debe cubrir el fondo entero y parcialmente los costados de la canasta. Luego de medir, corte el plástico con la medida correcta y colóquelo en la canasta hasta que quede sin arrigas en el fondo y los costados.
Utilizando alambre de floristería, curve cada alambre en la mitad e inserte ambos finales a través de pequeños espacios en el mimbre de afuera hacia adentro, y completamente a través del plástico. Enrosque cada uno de los finales del alambre juntos cerca de los costados de adentro de la canasta, alisando los finales contra el plástico. Haga esto en tantos lugares alrededor de la canasta como lo necesite y acomode el plástico en su lugar antes de colocar el follaje y la tierra en su canasta.

Elija el follaje Elija sólo ramas frescas recién cortadas para la “línea de follaje” que creará dentro de su canasta. Muchos jardineros tienen árboles verdes creciendo en sus parques de donde es posible cortar ramas. Si usted planea cortar follaje de alguno de sus árboles siempre verdes asegúrese de cortar ramas de lugares poco visibles para no estropear la apariencia de sus coníferas. La mayor parte de este tipo de árboles son muy densos, así que no presentarán problemas.
Si tiene más de un árbol o pino, esto le permitirá cortar unas cuantas ramas de cada uno sin hacerles daño. Elegir saludable follaje verde oscuro le dará a su línea de coníferas un fresco color y fragancia. Las ramas frescas durarán por lo menos un mes o más antes de que su canasta de mimbre comience a tornarse marrón. Otra opción para obtener ramas de coníferas es visitar un local especializado, sobre todo para las fiestas. Allí ofrecen mucha variedad de los pinos de Navidad.

Disponer el follaje de coníferas y la tierra

Con su canasta debidamente preparada y sus ramas en la mano está lista para arreglar la línea de follaje. Primero coloque dos o tres capas de pulgada de tierra cubriendo completamente el fondo de su canasta. Luego, corte todas sus ramas con una longitud uniforme de seis a ocho pulgadas.
Elija un punto de comienzo y a partir de allí coloque el follaje de coníferas todo alrededor de la cara interior de la canasta, afirmando cada pieza hasta la primera capa de tierra. Superponga cada pieza al menos tres o cuatro pulgadas con sus ramas mirando a la misma dirección. También puede entrelazar cada rama para que queden todas juntas.
Repita este proceso con una segunda fila de follaje colocada justo debajo del primero. No tenga miedo de superponer las ramas, formando una línea más delgada que terminará más lejos. En este punto podrá usar el alambre de floristería retorciéndolo cuidadosamente alrededor de los tallos del follaje en varios lugares. Esta es una fácil manera de colocar el follaje en su lugar antes de agregar la tierra y las plantas.
Luego de que su segunda fila de coníferas esté en su lugar, añada otra pulgada o dos de tierra para macetas. Continúe armando líneas adicionales de follaje, agregando tierra mientras lo hace, hasta que le queden alrededor de cuatro pulgadas desde la parte superior de su canasta.

Seleccione las mejores plantas

Elija sólo plantas muy saludables, con colores vívidos y variedad de follajes, colores, formas y texturas. Esto agregará interés y atracción visual a su arreglo, así como una continua formación de alegres flores.

Plantar y cuidar el arreglo
Remueva las plantas de sus envases originales siendo cuidadoso de no quebrar sus ramas o pimpollos.
Mantenga la mayor cantidad posible de tierra original de la planta posible.
Espacie las plantas atractivamente en la canasta, dándoles lugar para crecer y expandirse.
Afirme la tierra alrededor de cada planta, apisonándola con firmeza con su mano.
Riegue ligeramente luego del plantado inicial, y luego regularmente.
Coloque la canasta en un área donde sea fácil cuidar de ella.
Vigílela de insectos nocivos que puedan atacar sus plantas.

1 comentario:

Titaniii dijo...

Tienes muchisima razón, el verde alegra la casa y la vida!! Mira, a igual me lio el domingo a hacerlo!! ya te diré el resultado!!
Adeu y buen fin de semana, guapa!!